E-BOOKS
PRONTO NUEVO PRODUCTO
ASESORÍA ALIMENTACIÓN INFANTIL
PRONTO NUEVO PLAN
¿Cómo hacer que nuestras costumbres no nos engorden?

Un reciente estudio publicado por la revista británica The Lancet, donde científicos pertenecientes a “NCD Risk Factor Collaboration”, analizaron el aumento de peso en adultos de 200 países, arrojó cifras poco alentadoras para los chilenos. Así, si el aumento de peso promedio mundial en 40 años fue de 6,6 kilos en hombres y 6,3 en mujeres, los chilenos ganaron con creces. Desde 1978 los hombres de Chile aumentaron 9,4 kilos mientras que las chilenas 6,6 kilos. ¿Cómo hacer que las costumbres alimenticias de nuestra cultura nos jueguen a favor?

1. El pan: el rey de la mesa.
Después de Turquía
, Chile es el segundo país con mayor consumo de pan por habitante. Así, cada chileno consume 90 kilos  por año.

En muchas casas la ausencia de pan significa un drama ¿Cómo consumir la porción necesaria y hacer que el comer pan no sea tan negativo?

Más y mejores rellenos (y menos pan):¿Por qué comer dos mitades de marraqueta con mantequilla si puedes comer sólo una mitad con mejor relleno y tener un desayuno u once con una mayor sensación de saciedad?

Así, se podrían mezclar por ejemplo:
 Palta con huevo (¡Tremenda mezcla y miles de aportes nutricionales en un solo manjar)
 Tomate y jamón o huevos con tomate (Un clásico!)
 Pasta de pollo con alguna verdura a elección
– Alguna mantequilla de frutos secos casera ( de maní, por ejemplo) con mermelada sin azúcar o preparada en casa.

2. Si tienes el control ¡Controla las porciones!
Si estás leyendo esto es porque estás interesado en mantener una vida más saludable y probablemente, seas responsable de alguna de las decisiones alimenticias de tu casa. Una de las razones principales del aumento de peso en los chilenos es que las porciones en los platos han crecido muchísimo y no sólo en el país, sino que en el mundo entero

¿Qué debemos hacer? Controlar las porciones según la necesidad de cada integrante y la calidad del alimento. No es lo mismo ofrecer una hamburguesa que un plato de arroz, pollo y ensaladas.

El chileno suele comer todo lo que tiene servido, por lo que si ve un plato lleno de carbohidratos se lo comerá, así como las ensaladas, carnes y todo lo que tenga enfrente.

Por lo mismo, puedes tratar de servir las porciones que cada persona debe comer, siempre controlado y supervisado por un nutricionista. Así, en vez de servirle 70% del plato en arroz y el 30% en proteína, puedes reducir la cantidad de carbohidratos y ofrecer ensaladas en la mesa. Te aseguro que ni cuenta se darán porque si quedan con hambre la ensalada los mirará coqueta.

3. Aprovecha los antojos.
El chileno es tentado y ante el antojito, comerá casi cualquier cosa apetecible que encuentre en la cocina
¿Qué se puede hacer?

El mantener constantemente colaciones saludables hechas evitará el consumo excesivo de ultraprocesados y, probablemente, saciará más rápido y por más tiempo la ansiedad por lo dulce. No decimos que está bien picotear todo el día pero podría servir para uno que otro antojo fuera de las comidas.

De esta forma, puedes hacer queques, galletas o cualquier snack saludable y mantenerlo en la cocina. Puedes esconder algunas porciones del snack si no confías en tus comensales. Esto ayudará no sólo a que tengan antojos de ansiedad más sanos y provechosos nutricionalmente, sino que también te apoyará en mantener colaciones hechas para tener en la cartera durante el día.

Galletas de choco avena

¿ideas?
Prueba unas deliciosas galletas de coco avena, unos innovadores chips de cochayuyo, o unos tentadores bocaditos de manzana

abril 08, 2018 — rociosuarez Admin