E-BOOKS
PRONTO NUEVO PRODUCTO
ASESORÍA ALIMENTACIÓN INFANTIL
PRONTO NUEVO PLAN
Ojo con las grasas

Al momento de querer comenzar una vida más saludable, se tiende a intentar eliminar todo tipo de grasas de nuestra alimentación. Sin embargo, hay que saber bien a qué nos referimos cuando hablamos de grasas, cuáles son los tipos de grasas que se obtienen y qué aportan (o no) a nuestro cuerpo.

Las grasas son un tipo de nutriente que se debe incluir dentro de la alimentación ya que su consumo es primordial para algunos procesos fisiológicos básicos y absorber algunas vitaminas, entre otras funciones. A su vez, éstos entregan ácidos grasos esenciales,  necesarios para el desarrollo del cerebro, el control de la inflamación y la coagulación de la sangre, entre otras cosas.

Pero no todas son buenas, también existen grasas procesadas y perjudiciales para nuestra salud, las que conllevan un montón de enfermedades. No por nada existe un sello en las comidas que dice “alto en grasas saturadas

Sin embargo, no todas las grasas son buenas y es importante reconocer los tipos  que existen para seleccionar correctamente cuáles consumir:
1. Grasas saturadas: Éste tipo de grasas son las más perjudiciales para la salud ya que elevan el nivel de colesterol LDL (malo), el cual nos pone en riesgo de padecer un ataque cardíaco, un accidente cerebro vascular u otros problemas de salud mayores.

Alimentos que generalmente la contienen: Carnes rojas, papas fritas industrializadas, ultraprocesados, algunas mantequillas, aceite de coco y de palma, entre otros.

  • Grasas Trans: También conocidas como grasas hidrogenadas o grasas trans, son consideradas las más perjudiciales para la salud, ya que pueden elevar los niveles de colesterol malo y disminuir los de colesterol bueno. Se forman cuando un aceite vegetal se endurece a través de un proceso llamado hidrogenación (se les encuentra comúnmente en los ultraprocesados ligados al aceite de palma como “aceite de palma hidrogenado”). Lo que sucede finalmente es que las grasas poliinsaturadas, se transforman en saturadas.
  • Alimentos que las contienen: Algunas mantequillas,  margarinas y alimentos producidos a nivel industrial como frituras, galletas, algunos snacks. Hamburguesas y alimentos producidos en cadenas de comida rápida, además de algunos helados y alimentos pre cocidos, ésto debido a que su función es mantener el alimento en buen estado por el mayor tiempo posible.

3. Grasas insaturadas:

  • Grasas Poliinsaturadas: Son consideradas beneficiosas para la salud ya que pueden ayudar a disminuir el colesterol malo y nos entregan omega 6 y omega 3, ácidos grasos esenciales.Alimentos que la contienen: Pescados, como la trucha, el salmón y el atún, las nueces y las semillas de girasol.
  • Grasas Monoinsaturadas: También se les considera beneficiosas ya que, además de ayudar a combatir el colesterol malo, también puede ayudar a personas que sufran diabetes tipo 2 a controlar sus niveles de azúcar en la sangre. A su vez, también tienen un alto contenido de vitamina E.Se encuentran en aceites vegetales, nueces y paltas, entre otras.

¿Y ustedes, qué tipos de grasas tienen incorporadas en sus comidas diarias?